jueves, 1 de marzo de 2012

Cómo aprovechas tu preciosa existencia humana?

.






Chokga cuenta
que tenía una amiga, monja budista como ella, que se murió.
Y cuando se estaba muriendo le decía:
Cómo me arrepiento ahora de no haberme esforzado más en realizar la vacuidad.

Realizada la vacuidad,
morir sin dolor (como si ese cuerpo no tuviera mucho que ver contigo,
como un abrigo que dejas al cambiar la estación),
sin apegos (como si este yo hubiera sido otra alucinación en la cadena de alucinaciones),
con alegría.
Ahora sí que voy a poder ayudar de verdad a todos los seres.


Ahora sí que voy a poder ayudar
de verdad
a todos los seres.


Realizada la vacuidad, vivir
sin dolor,
sin apegos,
con alegría
y mucho
mucho
sentido del humor.

La amiga de Chokga había perdido la oportunidad de realizar la vacuidad en su preciosa existencia humana.

El padre de un amigo, gran meditador (mi amigo y su padre, ambos),
empezaba a ser intervenido en una operación cuando el cirujano
se dio cuenta, al cortar, en la reacción de las fibras musculares, que no le habían aplicado al paciente la anestesia.
El paciente lo confirmó, pero pidió seguir adelante con la operación que tanto trabajo había costado organizar.
El padre de mi amigo tenía cierta experiencia de la vacuidad del cuerpo y creía que podría atravesar la operación sin anestesia.
Pero el médico no lo vio como él.

En cualquier caso, lo que cuenta es que la experiencia de la vacuidad funciona.
Las realizaciones (la comprensión de la mente, el adiestramiento de la mente)
funcionan.



Ahora sí
que voy a poder
ayudar de verdad
a todos los seres.





Había quedado para comer con mi amigo, uno de esos ágapes privados entre él y yo,
y reflexionábamos sobre nuestra práctica personal.
Sería bonito morir en paz, sin apegos, con la alegría
de saber que, ahora sí, voy a poder ayudar a todos los seres.
Pero yo no quiero esperar tanto, dijo.
Yo quiero empezar a hacerlo ya,
cada vez un poco más,
un poco mejor,
cada vez.
Y en ello estoy, dijo.

En ello
estamos.
No hay otra forma de aprovechar esta preciosa
valiosa
existencia humana.























.

5 comentarios:

  1. "Ahora sí
    que voy a poder
    ayudar de verdad
    a todos los seres."


    ¿Y qué es en verdad ayudar...?



    Saludos, Marié.

    ResponderEliminar
  2. Tú qué crees, PazzaP? Qué sientes?

    No es necesario buscar en grandes dimensiones.
    En la vida de cada día, ¿alguna vez has ayudado a alguien (da igual a qué nivel) o te han ayudado?
    Qué había detrás de esa acción, de esa experiencia?

    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  3. maravillosa entrada, profunda y calida, besitos buena semana pra ti!!

    ResponderEliminar
  4. Lo mismo para ti, Patricia. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. The world is illusory (Carvaka)

    ResponderEliminar