martes, 22 de mayo de 2012

El océano del samsara.

.
http://lacomunidad.elpais.com/blogfiles/arenaysal/mar3.jpg
 


Querido amigo:

Hoy el día era gris, precioso. La playa desierta. Dicen que han bajado las temperaturas. El mar calmado, de un gris azulado y cristalino. Cuando entro en el agua vuelve a ser fría, como el cristal líquido, como el hielo que se abre y abraza la forma que entra y se funde en él. Su voz como un susurro al acariciar la arena de la orilla, como una nana apacible. Y de repente ahí está la ola, y otra ola detrás de ésta y otra. Me dejo llevar y las salto, a veces las penetro hasta que pasan y vuelve a emerger mi cabeza, mi cabello largo mojado. Espero la calma. Me gusta el mar en calma, como un espejo. Lo disfruto más que el juego con las olas. Espero la calma y llega, siempre llega. El mar como un cristal, como el hielo líquido. Pero no me engaño. Detrás viene otra ola y luego otra y otra...

La renuncia.

http://martha.org.mx/una-politica-con-causa/wp-content/uploads/2012/01/beb%C3%A9-nadador.jpg





El mar
a veces es
como samsara.
Cuando está en calma
te quedarías toda la vida, tan apacible, tan gozoso, para qué salir?

Pero siempre llegan las olas. A veces te divierten, a veces te inquietan, pero casi siempre te desestabilizan.
A veces dan miedo.
Cuando las ves venir, gigantes, a lo lejos (aun cuando tú estás todavía en zona segura y en calma), a veces quieres salir pero cuesta porque la fuerza del agua te empuja hacia dentro, y por debajo hay desniveles de arena no visibles que te hacen difícil avanzar hacia la orilla.
Lo bueno de las olas es que te sacan fuera del agua, cuando quieres salir.
Si ya te has cansado de tanta agitación y quieres salir, cuando llega la ola aprovechas su fuerza y te dejas llevar.
Y es como si te llevara en brazos, fuera
de samsara.

Le llaman renuncia.


http://4.bp.blogspot.com/-AlPoAQ4oquI/TlMdRKXmHZI/AAAAAAAAAiY/X5Vpl5QLTR8/s1600/La%2Brenuncia%2By%2Bel%2BEgo.jpg
















sábado, 19 de mayo de 2012

A veces estás ahí.



http://cafedemar.files.wordpress.com/2011/12/me-voy-en-la-noche.jpg







A veces estás ahí.
No sabes cómo, pero ahí estás, y todo es hermoso y todo está en orden.
Y en cada persona ves la bondad latente
y en cada lugar el escenario perfecto,
como si el proyector de tu mente
pasara ante tus ojos la mejor película,
la más inspiradora.
Como si absorbieras el amor que te envuelve,
en cada inspiración una bocanada de amor que poco a poco te va convirtiendo en un cuerpo de amor
y sabiduría.
En el sueño de la vigilia y en el sueño de la noche, todo es apacible
y gozoso.
Incluso cuando parece que amenaza tempestades
y llueven chuzos de punta,
dejas que atraviesen tu carne y huesos
y ya no te sorprende que no duela,
que nada duela.
Y lo sabes:
si ahora me fuera, todo saldría bien.

Si ahora me fuera,
todo saldría 
bien.


http://lh4.ggpht.com/_KS8KkBohB6o/SulceIluDOI/AAAAAAAAFeU/_Gy4QmP0kF8/no%20s%C3%A9%20_thumb.jpg



Cuando no controlo mi mente.

Y de repente algo empieza a cambiar. Y aparecen en tu mente pensamientos absurdos,
despropósitos.
Una manifestación del "yo primero", esa molestia, esa incomodidad,
y te muestras complaciente y dejas que se crezca.
Piensas pensamientos del "yo primero"
y dejas que hable el "yo primero"
y le das manga ancha para dirigir lo que haces.
Relajas tu disciplina como si no tuviera mucha importancia. Pero
la tiene.
Lo ves con claridad cuando despiertas del sueño de la noche
y recuerdas una cadena de historias feas, de miedo y dolor.
Y ves claro que no controlas tu mente.
Ni de noche
ni de día.
Definitivamente: no controlo mi mente.
Si ahora me fuera, si ahora muriera, cuáles serían mis sueños?
Una cadena de desvaríos sin control, miedo, avidez, culpa y persecución.
Definitivamente: no controlo mi mente.


http://www.ua.es/secretaria.gral/es/memoria/1998_99/_borders/990526_-_CPF_-_Ricardo_Abad_Marin_-_El_sueno.jpg






















La disciplina moral.

Definitivamente: tengo que poner toda mi energía en volver a la tierra pura,
a la placidez, al amor y la sabiduría.
Y para conseguirlo tengo que empezar por el principio:
la disciplina.
Ahogar las voces y las intenciones del "yo primero" que siembra el campo de mi mente
de semillas de insatisfacción, frustración, decepción,
miedo y dolor.

Regresar a la disciplina, quitarme del medio, ver a los demás
y no dejar que el "yo primero" se haga grande,
porque es el único con poder para sacarme
de
la tierra pura.

En la vida,
en la muerte
y después...


http://www.spanisharts.com/history/del_impres_s.XX/neoimpresionismo/imagenes/rousseau_sueno.jpg
















lunes, 14 de mayo de 2012

El pacto secreto.

.
http://www.joseantoniocobena.com/wp-content/uploads/2008/05/el-nacimiento-de-venus.jpg

















 Querido amigo:


Por qué no nos soltamos el pelo?
Por qué no perdemos la cabeza de una vez por todas?
Por qué no vivimos el resto de la vida que nos queda por vivir
en una tierra pura?
Hagamos un pacto
secreto, tú y yo:
Por qué no empezamos a vivir este sueño como si ya hubiéramos despertado?
Tú y yo, soltamos.
Tú en tu mundo, yo en el mío.
Como un pacto secreto, esa complicidad.
Nadie tiene que saberlo.
Sin orgullo humano.

Tú ya no necesitas nada de este mundo, hermano,
pero no lo digas.

Y cómo se vive en una tierra pura?

Viendo la belleza oculta en este sueño.
Reconociendo que cada ser, cada forma, cada situación
es una emanación
sagrada.

Y ya no nos dejamos engañar más por las apariencias.
Y sonreímos (ante la adversidad) como una travesura,
una broma inocente de un niño
que ya no nos engaña.


http://4.bp.blogspot.com/_2w1scgTXzJw/TD6oEarOqkI/AAAAAAAAAHY/ZLYbPgWkQas/s1600/nino-indigo1.jpg




















martes, 8 de mayo de 2012

Qué es ser budista?



http://us.123rf.com/400wm/400/400/anatols/anatols0902/anatols090200141/4383462-ni-a-leyendo-un-libro-y-rascarse-la-cabeza.jpg












Querido amigo:

Samsara es pura
impermanencia,
eso lo sabemos bien tú y yo.
Y qué es samsara y qué no lo es -que sea impermanente o no?
A qué nos referimos cuando hablamos de samsara?

Mi maestro me ha enseñado que samsara es el mundo percibido a través de la mirada de las perturbaciones mentales, esa mirada que ve faltas (errores, malas intenciones, amenazas...)
en las cosas, en las situaciones, en las personas.
Desde ese punto de vista, samsara está en todas partes,
y por supuesto también en el camino espiritual,
aunque a veces aparece disfrazado de nirvana.
En todo lo que hay impermanencia hay samsara.

Y dónde no hay impermanencia?
Eso sólo lo podremos saber por propia experiencia, cuando descubramos ese lugar
-que sólo podremos encontrar en la mente, claro, esa experiencia, esa realización.


Pasa la vida.

http://farm4.static.flickr.com/3067/2523328021_1e917a7031.jpg





Anoche
puse la tele por un momento
-y quizás tú piensas que eso no es muy budista,
y si hablo de ello en este blog, este blog deja de ser budista.
Anoche puse una cosa que se llama canal sur o tele taxi o algo así,
y empezaron a salir imágenes, apariencias de la banda sonora y visual de mi infancia.
Como una proyección de experiencias, de ese sueño, esa realización.
Así que me metí en youtube (y una vez más tu mirada reprobadora, porque ese tipo de distracciones no son nada budistas)
y busqué aquel tema que me estremecía tanto.
Me costó encontrarlo, como si hubiera desaparecido del mapa, de todos los mapas.
Pero afortunadamente tengo a mi hermano, que se puede decir que es un archivo con piernas
de todas las músicas de todos los tiempos.
Yo había encontrado otras versiones preciosas, quizás mejores, pero no aquélla -que ha pasado sin pena ni gloria, como indica la propia letra de la canción.
Mi hermano, sin dudarlo, me pasó el enlace.

http://www.youtube.com/watch?v=tUDtofU1GOY

Todo pasa.


La vida es un libro de dharma.


http://cdn3.grupos.emagister.com/imagen/libro_en_la_playa_168155_t0.jpg








Creo que fue Milarepa quien dijo que la vida es un libro de dharma.
Él no leía libros, porque la vida era la mejor ilustración.
Quizás él podría encontrar el dharma
en una sevillana de Romero Sanjuán,
en un tema de Batiatto
o de Amancio Prada.

Hace tiempo que dejé de escuchar música (al menos no de la misma manera que antes), pero a veces suena un ritmo en algún lugar y mi cuerpo rompe a bailar -y eso antes no lo hacía, de hecho,
he empezado a hacerlo desde que estoy en el dharma, ¿es una contradicción?
Como el sentido del humor, que se me ha disparado desde que estoy en el dharma. ¿Otra contradicción?
Yo creo que no.

O escucho "Te molesta mi amor" de Silvio Rodríguez
y siento que es un homenaje al "Adiestramiento de la mente en ocho estrofas" (la manera budista de amar), de Langri Tangpa.

Hace tiempo que leo poca poesía (o al menos no de la misma manera que antes),
pero a veces reencuentro "Libre te quiero"
o el soliloquio de Segismundo (La vida es sueño),
y es como si Agustín García Calvo y Calderón de la Barca
fueran emanaciones de Buda;
como Freud, cuando nos explicaba su interpretación de los sueños oníricos,
como una aproximación para entender mejor la interpretación budista de los sueños de la vigilia.

O estoy muy perdida
o la vida es un libro de dharma.

Esta reflexión, esta convicción, ¿es budista o no?


Ser kadampa.

http://www.meditacionkadampaenqueretaro.org/wp-content/uploads/cbks_dekyong.jpg






Una vez le preguntaron a Guen-la Kelsang Dekyong (la directora espiritual de la Nueva Tradición Kadampa) sobre la práctica en la vida diaria.
Ella dijo que no hay una fórmula válida para todas las personas, sino más bien una especie de menú según las circunstancias de cada cual.
Pero sí hay tres factores básicos en la práctica kadampa, dijo ella:

1. Quiero la iluminación en esta vida. Como si ya te hubieras cansado de sufrir y decidieras no darle más cuerda; que ya, en esta vida, hoy mismo si es posible, quieres despertar del sueño de la ignorancia.

2. Esta práctica no es como una torre de abajo arriba (ahora practico paciencia y disciplina y con el tiempo ya llegará el mahamudra del tantra) sino una especie de engranaje con muchas piezas y las desarrollamos todas al mismo tiempo (sutra y tantra).

y 3: Todo lo que hagas (cada cosa que hagas, digas o pienses), que sea para el beneficio de los demás.

Y si esto es ser kadampa, tengo que confesarme kadampa al cien por cien.
Y que esto no sea un privilegio de unos cuantos porque, como dice Geshe Kelsang Gyatso en su libro "Budismo moderno" (Editorial Tharpa), estas instrucciones no son sólo para budistas o no budistas porque todo el mundo, en última instancia, desea el gozo profundo y estable de la sabiduría, y liberarse definitivamente del sueño del sufrimiento.


http://www.alfaomega.es/static/img/portadas/9788493704339.jpg 




















.