viernes, 24 de mayo de 2013

Que los hilos del corazón muevan tu marioneta.











Siempre me gustó ese niño.
No oía lo que cantaba pero veía sus ojos claros y su sonrisa y me inspiraba confianza. Vulnerabilidad y entrega
al mismo tiempo.
Hoy lo oigo cantar: Prefiero bailar con ganas aunque no sepa.
Y me hace reír.
Me imagino por un momento al mundo entero bailando con ganas
y sin "saber".
Bailando, y ya.
Prefiero estar presente, dice. Presencia, bailando.
Bailando, presencia, entrega. Qué bien suena...
Los hilos del corazón mueven mi marioneta.
Este chico no me defrauda.
No hablo de la calidad de su música (eso, que los digan l@s crític@s
o los corazones),
hablo de otra cosa.

Estar presente y bailar, o no, o sí
-meditar sentad@, meditar caminando, meditar comiendo,
meditar nadando, bailando...

Y que los hilos del corazón muevan tu marioneta.


PD: La vida es un libro de dharma.


6 comentarios:

  1. No se puede ser feliz cuando a tu lado lloran.
    A veces toca sufrir.
    No entiendo a mi persona.

    ResponderEliminar
  2. Vaya, A., veo que también has escuchado la canción.

    Cómo era?...

    Hasta el más débil, obligado, se hace fuerte.

    :)

    ResponderEliminar
  3. Hace mucho que me interesa el budismo, porque investigué, pero nunca me interesó al nivel de pensarlo como una opción para mí.
    Recientemente circunstancias de la vida me acercaron nuevamente a él, y ahora, más madura, me encuentro ante la opción de tomarlo más seriamente, como un camino hacia mi felicidad. Como vos, soy estudiante, así que me interesa mucho saber las experiencias y reflexiones de alguien que, más o menos, está en algo parecido que yo.
    Voy a seguir mirando tu blog para ver qué encuentro, gracias por compartirlo!!

    Sin compromiso podés pasarte por el mío; no es sobre budismo en particular sino sobre la vida en general. Las experiencias que vivo día a día me llevan a escribir y publicar (o no!) entradas una vez por semana, y como en este momento tengo el budismo tan presente, probablemente haya una o más entradas sobre este tema.

    Nuevamente, gracias por compartir tus experiencias!!

    ResponderEliminar
  4. Bienvenida a tu casa.
    Yo creo que el budismo también es sobre la vida en general. Una manera de vivir (de vivirlo, todo, todo lo que acontece en tu vida, desde que te despiertas... hasta que te despiertas) y de pensar, una manera de contemplar lo que acontece en tu vida y en tu experiencia personal.
    O sea, que yo creo que hablamos de lo mismo. Que tu casa y la mía están en el mismo vecindario.

    una abrazo muy fuerte y claro que te visito, vecina. :)

    ResponderEliminar
  5. Genial! Qué lindo encontrar gente con cosas en común... En mi familia todavía no entienden del todo mi elección espiritual, porque es muy diferente a la tradición cristiana a la que están acostumbrados...

    Me gustó mucho tu frase "desde que te despiertas, hasta que te despiertas" :P

    ResponderEliminar