martes, 10 de julio de 2012

Tienes en tu vida la cantidad y calidad de amor que puedes manejar.



http://m1.paperblog.com/i/73/734332/modalternarelaciones-pareja-amor-vs-ilusion-L-o3MpOG.jpeg

Querida mía:

Te enamoras
y piensas que lo ha producido el cuerpo de la otra persona que pasaba por ahí
(ese cuerpo que te atrae tanto e induce deseo)
o la mente.
Su manera de ser, sus gustos, sus proyectos de vida
tan parecidos a los tuyos. Sus valores, su ideología,
sus creencias y sus no-creencias... Ponle nombre.
Pero, qué hace que te enamores de esta persona
y no de aquella otra?
Que hagas un hueco en tu vida para ella y no
para la otra (otro amor más grande, quizás, o más
intenso, o más pequeño, o más difícil, o más...
Ponle nombre).
Crees que son ellas, las personas que aparecen ahí fuera, pero no.
Chopra dice:
"Mucha gente se lamenta del poco amor que hay en su vida, pero todo el mundo tiene
en su vida
la cantidad
y calidad
de amor
que está preparad@ para manejar".

Observa la relación (o relaciones) que tienes en tu vida
y conocerás el tipo de amor (y la cantidad) que estás dispuesta a recibir
y a dar.

Y deja de lamentarte
y buscar la "culpa" fuera.

Una vez más: no tienes que creerme,
pero gracias otra vez por escucharme.


Mm.

http://globedia.com/imagenes/noticias/2011/5/25/crisis-pareja-facebook_2_726185.jpg


















P.D: Todo lo que hay (y no hay) en tu vida te está dando información sobre ti misma.
Todo lo que percibes, piensas, disfrutas, juzgas, posees
o no,
es un espejo
de ti misma.


16 comentarios:

  1. Gracias, patricia.
    Te deseo los mejores amores en tu vida. Sin miedo. Nunca hacen daño. Verdad?
    (Lo que hace daño es el miedo).

    Buen verano.

    .

    ResponderEliminar
  2. siempre respondes, me gusta

    marina

    ResponderEliminar
  3. jajaja! Gracias marina.
    Es lo mínimo, una pequeña muestra de gratitud para quien se hace visible y me hace pensar que esto sigue teniendo algún sentido.

    Compartir sólo tiene sentido cuando lo que haces sirve de algo o a alguien.
    Si no es así, mejor dejarlo en los cajones o en la silenciosa y personal meditación formal.

    un beso.

    .

    ResponderEliminar
  4. ¿Sabes qué? ¡Eres divina, Marié! y adivina... bruja de pulgares verdes... en fin... ¿cuándo te vienes a verme?

    ResponderEliminar
  5. Este verano no será. Ya sabes dónde estoy.
    Pero no creas que no tengo ganas de aparecer por tu casa y sumergirme en tu santuario personal y compartir cenitas y confidencias...
    Y también con tu niña.

    ResponderEliminar
  6. Yo siempre te leo Marié que lo sepas, pero estoy con poca fuerza y por eso no escribo!!! No lo dejes que a mi me ayuda mucho leerte.
    Un abrazo
    Carolina

    ResponderEliminar
  7. Gracias, Carolina.
    Pero no entiendo bien eso de que estás con poca fuerza.
    A ver si vamos a tener que repasar la meditación de la preciosa existencia humana...

    un beso.

    cuídate mucho.

    ResponderEliminar
  8. Siempre aparece una entrada maravillosa por aquí, no dejes de escribir por favor siempre te leo y trato de practicar y sobre todo en este momento tengo que hacerlo me vino muy bien tu entrada, sin palabras solo me resta decir GRACIAS!! Saludos desde México.

    ResponderEliminar
  9. Gracias a ti, Jess. Lo intentaré.

    Cuídate mucho.
    Cuida mucho este momento.

    beso.

    ResponderEliminar
  10. Nací para Amar , para compartir , para dar y recibir...
    me duele que mi vida sea tan solitaria en este momento y eso que soy todo lo contrario...,
    !tan poca capacidad tengo de amar ...teniendo tanto amor dentro!!!, esto duele mucho.

    Gracias Marié...en este momento necesito despertar al amor...¿tu me puedes ayudar?
    Te dejo mi e-mail personal--irisea77@hotmail.com

    ResponderEliminar
  11. Todo el mundo hemos nacido para amar, compartir, dar y recibir.
    Pero el amor dentro no duele; lo que duele es la impaciencia y el deseo de que alguien lo acepte -y si es posible me lo devuelva.
    Pero el amor de verdad no espera devolución, ni siquiera que lo acepten. Lo das y ya. Si acepta el regalo o no, ya no es cosa tuya.

    Es una gran sensación de libertad.

    La soledad es un engaño de la mente obcecada y perturbada.

    Pero despertar al amor, como dices, sí que es un gran objetivo. Ese amor que no espera nada, ni devolución ni aceptación (del regalo) ni nada.

    Es imposible sentirse sola con la conexión que estableces con el amor.

    Pero esa conexión es una experiencia personal, no compromete a nadie. No es demandante ni exigente.

    Y estaré encantada de estar en contacto contigo.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. oh, que bella y aclaratoria respuesta

    la soledad, que creo que todas y todos la sentimos en muchas ocasiones, es un engaño de nuestras perturbaciones; buscamos el amor fuera de nosotros, damos amor pero a la vez queremos que nos quieran, o que nos den las gracias, o que nos devuelvan la llamada de teléfono, o que nos correspondan de alguna manera; y cuando eso no ocurre, nos sentimos mal, ninguneados, solos, porque consideramos que tenemos mucho amor y que los demás no lo ven

    ooooh, qué familiar me suena eso que acabo de escribir, qué experiencia tengo...

    estoy aprendiendo que, en realidad, el amor auténtico, el amor sin expectativas, es el que verdaderamente me aporta bienestar, tranquilidad, paz

    y vaya que sí, que funciona, he empezado a sentirme mejor, mucho mejor

    gracias

    ResponderEliminar
  13. Sí, ese aprendizaje es una auténtica liberación.

    Gracias a ti por compartir.

    Un abrazo y buen verano.

    ResponderEliminar
  14. Muy bello, me ha encantado. Es una gran verdad eso de que lo que hay o no en nuestra vida nos da mucha información sobre nosotros.
    Gracias.

    ResponderEliminar