jueves, 13 de enero de 2011

6. La bodichita.







Después de la meditación formal, la práctica no se acaba.
Después de la meditación,
sales de la meditación y te reencuentras con tu vida
diaria
y empieza la práctica.
Si, de verdad, practicas, si intentas integrar tus experiencias de la meditación en tu vida cotidiana, es como si continuara la meditación
(la vida desde ese estado de conciencia más atento, más despierto,
más compasivo y con mayor sabiduría)
y a esta etapa se la conoce como "meditación informal" o práctica subsiguiente.


Integrar la meditación
en la vida diaria.


La práctica subsiguiente a las primeras meditaciones en la mente,
del mahamudra del tantra, consiste en recordar:




1. Que todo lo que aparece (personas o fenómenos, contrariedades, apegos, odios...) son como olas que surgen del océano y vuelven al océano. Porque la mente es el oceano mismo.
La mente es claridad, vacía.

2. Quítate de en medio. Olvídate de ti misma. Todo duele menos.
Y (lo que haya que resolver) se resuelve mejor.

3. Piensa en todo lo que te ha de llegar en el futuro (separarte de lo que quieres, una y otra vez; encontrarte con lo que no quieres; apegos y disgustos, enfermedades, la vejez...) si no haces nada para cambiar tu mente -de la cual surgen todas las apariencias y todo el sufrimiento.
Y hay que hacerlo ahora.


Ser mejor para ser más útil.





4. Contempla el sufrimiento de todos los seres a tu alrededor. Decide ayudarles.
Cómo?
Ahora no sé, no puedo.
Tengo que cambiar.

Déjate sentir la urgencia de cambiar.

Ahora.

Cambiar para ser mejor.
Ser mejor para ser más ý util.

Cambiar hasta ser capaz,
hasta tener el poder de ayudar a todos los seres.

Despertar.
Alcanzar la iluminación
para liberar a todos los seres.

Ésta es la mente de bodichita -la mente de la iluminación.

Mantén durante todo el tiempo que puedas
la mente de bodichita.

Que la bodichita mueva tu vida
y se manifieste
en todo lo que piensas,
digas
y hagas.


6 comentarios:

  1. Buenas tardes,

    A mí me gusta mucho meditar, antes de conoceros hacia otro tipo de meditación, pero lo importante era parar los pensamientos para ser más consciente de todo lo que pienso durante el día.
    Quizás por esto no me cuesta meditar, pero lo que si es para mí un trabajo de día a día es la practica subsiguiente a la meditación.
    Desde que salgo de casa por la mañana y cojo el coche, ya empiezo a practicar hasta que me acuesto.
    Por eso me ayuda mucho durante el día y sobretodo en la jornada laboral, tener un hueco y leer tus experiencias o cualquier otra cosa relacionado en las enseñanzas, es para mí como una inyección para seguir hacia delante, por eso vuelvo a decirte, muchas gracias.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a ti también, por compartirlo.
    Siéntete libre para explicar cómo son esas experiencias con las que practicas desde que sales de casa hasta que te acuestas.
    Pueden resultar inspiradoras para otras personas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Hola de nuevo...
    Precisamente ayer en clase de PG, Chokga habló de la bodhichita...
    Es la cualidad más elevada, la más alta aspiración, el deseo y motivación más nobles y maravillosos..
    Cuando uno decide entrenarse en eliminar su egoísmo, impaciencia, enfado, tristezas, odios, apegos, etc, si lo hace con la motivación de ser mejor para poder ayudar a los demás, para poder beneficiar, es cuando estamos en el camino de la verdadera felicidad... Por eso se le llama "la preciosa mente de bodhichita"...
    También recalcó la importancia de desarrollar la habilidad de transformar todas nuestras actividades diarias en el camino espiritual, integrando todas nuestras tareas comunes con una buena motivación: "Voy a hacer esto (trabajar, cocinar, estudiar, incluso pasear, hacer deporte, cuidarme, dormir, etc) para el beneficio de los demás" pues si yo mejoro, si mejoro mis cualidades internas, si me siento bien, puedo ser más útil y más "sana" para los demás...
    Que todo lo que haga sea para beneficiar...

    ResponderEliminar
  5. Gracias por compartir, hadania.
    Esto es precioso.
    Si cada cosa que haces (desde despertarte, tomar el café de la mañana, trabajar, estudiar, pasear, lo que sea), dices o piensas
    lo realizas con esta motivación última (voy a hacer esto para el beneficio de todos los seres)
    está claro que la vida, cada instante de tu vida, cobra un significado nuevo y profundo.

    Precioso.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  6. Gracias a tí!!! Pues está muy en la línea de tu primer artículo de este año, el de los nuevos propósitos...
    La cosa, al menos en mi caso, es no olvidar esa motivación, ponerle corazón!!!
    Un besote

    ResponderEliminar