martes, 11 de noviembre de 2008

Festival de Otoño: Prajnaparamita.




Del 31.10 al 7.11 pasados tuvo lugar en París el Festival Internacional de Otoño, en el que el venerable Gueshe Kelsang Gyatso confirió, por primera vez en Occidente, la iniciación de la Gran Madre Prajnaparamita. El evento tuvo lugar en Eurodisney, a las afueras del famoso parque de atracciones, en el Village, entre restaurantes, tiendas y hoteles temáticos que reproducían mundos ilusorios de la factoría Disney. Por si fuera poco, la inauguración del Festival coincidió con la noche de Halloween. Prajnaparamita y hábitos budistas cruzándose con los sofisticados disfraces, pretendidamente terroríficos, del día de los muertos y fuegos artificiales sobre el lago coincidiendo, acertadamente, con el final de la fiesta del tsog y el Lama Chöpa.
A mi parecer, el escenario perfecto: el paradigma del mundo ilusorio ilustrando nuestra exploración en la meditación y la práctica de la vacuidad en la que Prajnaparamita nos iniciaba a través del guía espiritual, Gueshe-la.
Toda una experiencia. Samsara y Nirvana: meras apariencias de la misma vacuidad.


Gueshe-la nos recibió invitándonos a dejar atrás nuestras preocupaciones y problemas y a mantener una mente apacible, feliz y receptiva durante las enseñanzas, y nos despidió con el mismo mensaje: de vuelta a casa, olvidemos las preocupaciones del pasado (no son más que pasado, ahora que regresamos con una mente nueva) y mantengamos la mente apacible y feliz, consciente en todo momento de “las dos verdades”. Funcionemos con amor y sabiduría en el guión de nuestra realidad convencional, la de cada cual, pero no perdamos de vista la realidad última. Que las cosas no son lo que parecen, que detrás de cada forma ilusoria está su vacuidad. Que la forma es vacía y la vacuidad no es otra cosa que la forma.

Volvemos a casa con una mente más amorosa y más sabia, y más nos vale mantener nuestras realizaciones, por minúsculas que sean, y ponerlas en práctica en cada situación, en cada conflicto de nuestra vida. Saliste de casa con un nombre y una identidad designados por tus cinco agregados y regresas Prajnaparamita, la Perfección de la Sabiduría.
Otro regalo de Gueshe-la. No lo desperdicies y disfruta, con sabiduría, de tu nueva identidad.

3 comentarios:

  1. Felicitats pel blog Marié,
    et desitjo molts anims i claredat de ment per mantenir-lo viu.
    JMF

    ResponderEliminar
  2. Claridad, no sé.
    Claridad, de hecho, poca.
    Este blog, como la vida misma, forma parte de la exploración
    y en la exploración seimpre hay muchas preguntas y tantas experiencias por descubrir.
    Ánimos no me faltan, porque me resulta un auténtico placer indagar en la mente humana y en el dharma y en las experiencias de meditación.
    Y agradezco un montón tus palabras, sobre todo viniendo de un explorador gigante en experiencias, al que admiro tanto.
    Y aquí me falla la ecuanimidad -he de confesarlo- y me gana el culto a quien tiene tanto que enseñar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Estuvimos ahi !
    http://juan-ehrenhaus.blogspot.ch/2008/11/el-camino-un-camino.html

    ResponderEliminar