viernes, 9 de enero de 2015

La contemplación.






La tarde.
Y suena el motor de la calefacción de algún piso vecino.
Silencio. Los sonidos del silencio.
Un coche que pasa, alguna puerta al cerrarse, el crujir de la madera, el pulso en sus venas.
El olor de la ropa recién lavada.
El detergente (más activo en la ropa blanca, un sutil aroma de Marsella en la de color), el agua, el sol y el aire.
Mindfulness o mindemptyness?
Ella le llama contemplación. Disolución.
Entregarse a lo que aparece (como hacer el amor, como fundirse, perderse).

A veces (a menudo) se entrega a la contemplación.
Y eso está muy bien, pero alguien le recuerda que no se debe olvidar de meditar, la meditación formal.
A ella le parece que la contemplación es como meditar en la vida.
Y a veces, a menudo, se sienta a meditar en la muerte, en meditación formal.
Y a ella le parece que es como contemplarla.
Contemplarla, perderse, fundirse, como hacer el amor con ella.
Hace tiempo, de repente descubrió que ya no hacía el sexo. Ella lo llamaba "meditar". Quizás la mejor oportunidad de meditar en la muerte, la vacuidad y el amor, dijo un día.
Y dejó de asistir a las comidas sociales (y a las reuniones sociales también).
Pero seguían gustándole los ágapes,
esos encuentros en torno a la mesa para compartir confidencias profundas (eso que llaman "la práctica", experiencias espirituales, y están en todas partes, todo el tiempo).
Y sobre todo le gustaba la celebración a solas, beberse los árboles frutales, los viñedos, en una copa, comerse el campo, los huertos, la montaña, el mar; disolverse en el planeta.
Le llamaba meditar. También.
Contemplar.
Meditar.
No había ni un sólo instante del día o de la noche que no estuviera entregado a la contemplación o a la meditación.
A la celebración.
A la disolución.
A la fusión.
Al amor.





4 comentarios:

  1. Hola Marie,
    No entiendo este párrafo:
    'Hace tiempo, de repente descubrió que ya no hacía el sexo. Ella lo llamaba "meditar". Quizás la mejor oportunidad de meditar en la muerte, la vacuidad y el amor, dijo un día.'
    Lo puedes explicar?
    Muchas gracias
    Un fuerte abrazo y Feliz Año

    ResponderEliminar
  2. :)

    No le parecía q era "hacer el sexo" o "hacer el amor". Sino una experiencia profunda de muerte, disolución y amor. Como una meditación.

    Pero no sólo el sexo.
    La hora de comer tb le parecía una experiencia de meditación.

    En realidad, cualquier cosa podía ser una experiencia de meditación.

    Abrazo y q éste sea un gran año. :)

    ResponderEliminar